martes, 3 de octubre de 2017

¡Mi monedero se fue de rumba!

Porque las cosas buenas también hay que decirlas, deseo compartir con ustedes algo que me ocurrió la semana pasada. Mi cartera decidió irse de rumba con quincena incluida y no me llevó. Les cuento, este viernes a eso de las 7:30 p.m., ya casi llegando a mi casa y apretujada como una sardina en lata en el metro recibo una llamada que me puso en corredera toda la noche. Cuando veo mi celular me doy cuenta que tenía como 7 llamadas perdidas y 3 mensajes en el buzón de voz que por supuesto jamás escuché porque para rematar tenía el celular en silencio. Me entra una llamada de un número desconocido, contesto esperando que sea la noticia de que me gané un auto. Pero no, una voz extraña me dice: -Es usted Johana Soto (Ay Dios!!!) La llamamos de la estación del metro para decirle que acá tenemos su cartera con todos sus documentos. Lo primero que pensé fue me quieren estafar, porque no he sacado mi monedero y como saben mi número de celular. El señor ante mi negación de los hechos, me insiste que efectivamente tienen mi monedero allá y que encontraron una tarjeta de presentación con mis datos, que por favor me fije bien en mi cartera. Yo brava y desconfiada, como pude (recuerden que estaba apretujada) reviso y efectivamente, mi monedero con mis documentos y toda mi quincena (sí toda, todita, toda) no estaba; había sacado mi salario completito del cajero para pagar unas cosas y lo había guardado en mi monedero perdido. -Ay señor, tiene razón, disculpe y como hago para recuperar aunque sea mi cédula porque me imagino no me dejaron ni un dólar. Me dice tiene hasta las 11 de la noche para venir a buscarla. Ustedes recuerdan la película Paulie, de un periquito que recorrió medio Estados Unidos para encontrar a su dueña una niñita de 5 años y cuando por fin se rencontraron ya la niña era una mujer; bueno así me sentí yo. Tuve que ir como a tres lugares distintos y cada vez que llegaba me decían que ya la habían enviado a la siguiente estación. Cuando estaba resignada a no verla más y solo me imaginaba haciendo la fila para sacar todos mis documentos nuevos, recibo la llamada salvadora. -Buenas Noches señora, soy TRINIDAD yo tengo su cartera, trabajo en la estación del metro de Albrook, salgo a las 11 de la noche pero yo la espero hasta que llegue. Para ese momento ya eran como las 10 p.m. Llego y allí veo a TRINIDAD con mi monedero en sus manos, mi cara de felicidad me delató. -¿Es usted Johana verdad? Mire joven, su monedero alguien lo encontró en la estación de Vía Argentina, se lo entregaron a un trabajador de nuestra empresa y de allí lo trasladaron para acá, ha pasado por más de 5 estaciones y por muchas manos, no sabemos si alguien tomó su dinero o algo mas, yo se lo entrego de la manera en que llegó a mí. Lo abro y no me sorprende ver que efectivamente no hay ni un dólar, pienso que por lo menos me dejaron la cédula. El señor me mira y me dice: - En el bolsillito donde se ponen los centavos encontramos un dinero envuelto en forma de rollito. Tenga Fe quizás está todo completito. Me fijo y efectivamente veo un billete de 20 balboas (pienso que por lo menos me dejaron para la leche y el pan), me voy triste y cuando ya estoy más tranquila saco el rollito de dinero y empiezo a contar. No tengo ni que decirles, que en todo el camino a mi encuentro con mi cartera fiestera, iba rezando pidiéndole a Dios un milagro, que por favor no se perdiera nada. Cuento y cuento y cuál es mi sorpresa, que aunque paso por muchas manos y varios kilómetros, nadie tomó ni un solo un dólar; allí estaba toda mi quincena (toda, todita, toda). A la pobre la toquetearon , le movieron todos los papeles, me imagino buscando como contactarme; pero nadie se quedo con nada, cada dólar y cada centavo de mi quincena estaba allí. Es más creo que hasta conté uno o dos dólares más. Hoy le pido a Dios que por favor BENDIGA todas las manos que tuvieron mi cartera este viernes y que fueron tan honradas al no tomar nada. Al señor TRINIDAD de la estación del metro de Albrook Mall muchas gracias por esperarme y entender mi desesperación. En mi Panamá hay mucha gente buena!!! P.D: Me he vuelto la persona más paranoica del mundo con mi cartera, a cada rato me fijo para ver si la muy sinvergüenza sigue donde la dejé.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Yo pensaba que te quería...

Yo pensaba que te quería. Yo pensaba que una madre no podía amar más a sus hijos. Yo pensaba que lo que sentía por ti era lo más grande y profundo que podía existir. Pero un día hijo, un día nos quedamos solos tú y yo; y allí me di cuenta, en mi soledad, que el amor de una madre es infinito y eterno. Si antes te miraba con ternura, ahora te miro con la pasión más grande que existe. Yo pensaba que te quería, pero el amor que siento por ti en estos momentos de silencio es inexplicable. En este instante que solo somos tú y yo, busco tu olor para calmarme. Te confieso que cuando duermes me pego a ti, para sentir tu calor y que tu sonrisa me da la fuerza que necesito para no rendirme. Yo pensaba que te quería. Pero te has convertido en mi corazón, mi motivo para todo. Eres la persona que transformó mis lágrimas de tristeza en lágrimas de esperanza. Hijo mío, hoy solo puedo decirte que no me dejaré vencer, que lucharé en contra de todo este huracán de emociones, que no dejaré que nadie me quite mis sueños y al final de la vida, los dos tomados de la mano podremos decir: ¡Lo logramos juntos! Por: Johana Soto Una Madre Rebelde

miércoles, 13 de septiembre de 2017

El día que se fue la cuna

Y de repente me entró la NOSTALGIA. Recordé el día que regalamos la cuna que compramos para #AlessandroFabián y que después heredó #DiegoMatías. Venía un sobrinito nuevo, y la cuna estaba en perfecto estado, además Diego desde que cumplió 1 añito dormía en otra camita. Si nadie la estaba usando, mejor que fuera aprovechada por otro angelito. Pero cuando regresé a casa y vi el ESPACIO VACÍO en el cuarto me dio un sentimiento como de TRISTEZA, como si extrañara algo. Pero no es que extrañaba la cuna, es que me dí cuenta que me estoy quedando sin bebes, que poco a poco todas las ropitas, los zapatitos, los juguetes, el coche y todo lo que hay de bebe en casa se va a ir, para darle paso a las cosas de NIÑOS GRANDES y después de ADOLESCENTES. De repente pensé: Se me crecieron los nenes, pronto se irán de casa 😯 Necesitaba compartir esta SENSACIÓN DE NOSTALGIA repentina. Ahora voy entendiendo por qué los ABUELOS se vuelven LOCOS DE AMOR cuando nacen los nietos, es como si la vida les diera otra oportunidad para SER PADRES

sábado, 9 de septiembre de 2017

M de mujer

Un día me dijeron que: Lo único que necesita una MUJER para ser feliz es ser MADRE. Y yo digo: NO!!! Y en ese momento me di cuenta que era REBELDE. Acaso una mujer que por decisión propia no quiere tener HIJOS está condenada a ser infeliz? La única misión de una mujer es ser madre? Muy personalmente creo que para que una MUJER sea completamente FELIZ debe estar plenamente satisfecha en todos los aspectos. Debe sentirse feliz con su cuerpo, feliz con su vida de pareja ( si la tiene), plena con su vida profesional, segura de si misma. Debe tener sueños y metas personales. No es solo con convertirte en madre y ya. Si no te sientes satisfecha en estos otros aspectos, un hijo no llenará ese vacío. Siempre sentirás que te falta algo. Estoy segura que todas alguna vez nos hemos sentido FRUSTRADAS por pensar que nuestras metas son inalcanzables. Un hijo no debe ser obstáculo para cumplir nuestros sueños. Debe ser una MOTIVACIÓN. No dejes que nadie te haga pensar que porque ya eres MADRE o ESPOSA no debes aspirar a mas nada. Somos FUERTES, emprendedoras, TRABAJADORAS... Que no te de MIEDO exigir TIEMPO para ti. Enseñemos a nuestros hijos a LUCHAR por sus sueños con nuestro propio EJEMPLO.

NEGATIVO

Y me casé!!! Y al instante nos comenzaron a preguntar para cuándo venían los nietos. Presión mayor tomando en cuenta que este sería el primer sobrino y el primer nieto. Todavía no, todavía no...déjenos disfrutar nuestro matrimonio,le decíamos a todo el mundo. Cada vez que nos encontrábamos a alguien nos hacían la misma pregunta: Para cuándo? Que insistencia de la gente, como si nos fueran a ayudar con los pañales. Un día decidimos tener nuestra propia casa, habíamos terminado la universidad, los dos teníamos un trabajo estable y nos dimos cuenta que ya era el momento. Al año de casados, lo hablamos, nos emocionamos, buscamos el calendario y comenzamos a planificar todo. Así que manos a la obra pues, hay que empezar ya. Tan inocente yo que pensaba que lo único que necesitaba para quedar embarazada era tener SEXO sin protección y listo, instantáneamente quedaba embarazada (Algunas les pasa). Recuerdo que para esos días una compañera de trabajo me había contado su experiencia a la hora de decidir tener un bebe. Trataron por varios años y nada, hasta que se les hizo el milagro y tuvieron su primer bebe. Ella me hablaba y yo pensaba...NO!!! A mi no me va a pasar igual, yo se que voy a quedar embarazada de una. Espere un mes y me hice la primera prueba casera, NEGATIVO. Ok, no pasa nada, solo ha pasado un mes. Segundo mes, Tercer mes, Cuarto mes y seguimos con el NEGATIVO. Algo anda mal, como es posible que no quede embarazada. Un año y seguía el NEGATIVO. Para ese entonces me hacía hasta 2 pruebas de embarazo por mes. Sicológicamente no aceptaba el NEGATIVO. Siempre decía que las pruebas de embarazo quizás estaban dañadas. Mi familia me seguía preguntando por los futuros nietos. Y yo solo les contestaba que todavía no estabamos buscando. Sabía que si le decíamos que ya llevábamos un año, iba a ser peor, porque comenzarían a preocuparse. Para ese entonces ya estaba PERDIENDO LA FE. Sé que para muchas personas un año no es nada, que hay parejas que buscan por mas tiempo. Pero cuando deseas con todo el alma un bebe, un año es INFINITO. Y si pensaba que el solo hecho de no poder quedar embarazada era estresante, me encontré con algo peor. Sí, las personas malintencionadas con sus COMENTARIOS TÓXICOS. Recuerdo en especial dos "amigas". Con una de ellas tenía muy poco contacto, nos hablábamos de mes en mes, de repente comenzó a preguntarme todas las semanas que cuándo venía el bebe, que Fulanita ya iba por el segundo, que se me estaba acabando el tiempo. Llegamos a un punto que preferí ignorar sus mensajes, porque era obvio que no le interesaba saber de mi, sino hacerme pasar un mal rato. Esa persona no tiene hijos, ni siquiera tiene una pareja estable, así que todavía no entiendo cuál era el estrés conmigo. Pero la que mas recuerdo era una compañera de trabajo. Eso si fue horrible, porque la tenía que ver todos los días. No solo me preguntaba insistentemente, sino que decía comentarios muy ofensivos. Me preguntaba que quién era el INFÉRTIL si mi esposo o yo. Que si estaba teniendo SEXO correctamente (en serio...), que si ya habíamos empezado un tratamiento de FERTILIDAD, que a lo mejor mi esposo era infértil y no me lo quería decir. Y la familia seguía preguntando. Y el NEGATIVO también seguía allí. Y yo insistía que las pruebas de embarazo estaban dañadas. Me compraba tres y hasta cuatro pruebas; y como las pruebas caseras no eran confiables ( según yo); me terminaba haciendo la de sangre. Si me daba un mareo me hacía una prueba,si me daba mas hambre o tenía mas sueño otra prueba; y así por cualquier síntoma, yo suponía que estaba embarazada. Ahora que miro hacia el pasado me doy cuenta que estaba OBSESIONADA. Que me afectaba mucho la presión por tener un bebe, mas los comentarios con doble sentido de las personas METICHES, sumándole el sentimiento de FRACASO. Como si esos sentimientos fueran poco, ocurrieron dos hechos que me afectaron mucho. Una amiga quedó embarazada al mes de casada. Ahora que lo pienso bien, no será que ya estaba embarazada ¿? Pero bueno, el asunto es que lo primero que pensé fue: Por qué ella sí y yo no. Será que realmente lo estamos haciendo mal? Pero el hecho que me desmoronó hasta las lágrimas, fue cuando me enteré que una persona que se había hecho varios ABORTOS, por el simple hecho que esos bebes le estorbaban, se había casado y ya estaba EMBARAZADA. Le reclamé a Dios. No podía aceptarlo, pensaba que ella no tenía derecho a ser MADRE. Cómo era posible que le hubiera permitido quedar embarazada a ella y a mi no. Fue duro aceptar que para mi no iba a ser fácil. Después de dos años , de millones de pruebas de embarazo y de muchas lágrimas; decidimos buscar ayuda. Me RECONCILIÉ con Dios y le dije: " Mira Diosito, no tenemos dinero para tantos exámenes y ni pensar en pagar un TRATAMIENTO DE FERTILIDAD. No hay por donde. Si tú quieres que yo tenga hijos, si está en tus planes para mi, por favor mándamelos YA, que este es el momento. No me hagas gastar dinero en exámenes y tratamientos si igual me los vas a mandar." Hablamos con mi ginecóloga, lo primero que hizo fue mandarnos miles de exámenes. Me los hice. Todo salió bien. La doctora me dijo que estaba SANA y que no había ningún problema para que quedara EMBARAZADA. Ok, estoy sana, entonces qué pasa? La doctora nos dijo que todavía faltaba que mi esposo se hiciera sus exámenes. Nos fuimos para la casa. Y fue como una LUZ DE SABIDURÍA: "ME CANSÉ, ya no voy a insistir, se lo dejo a Dios" Pasó un mes y tuve tres días de RETRASO en mi período. Ahora sí!!! Seguro, seguro que estoy EMBARAZADA. Decidimos que íbamos a esperar a que se cumpliera una semana y me hacía la prueba de sangre. Recuerdo que era sábado y el día fijado para la prueba era el lunes. Nos acostamos a dormir y esa noche tuve una PESADILLA horrible. Soñé que un hombre que no conocía me tenía acorralada en un edificio. Yo corría y corría pero no podía escapar. Cuando me rendí, me encerró en un baño. De repente me daba un dolor muy fuerte en el VIENTRE. Miré hacia abajo y veía como comenzaba a SANGRAR. Del susto me desperté de un salto e inmediatamente sentí un dolor intenso en la parte baja del vientre. Fui corriendo al baño y me di cuenta que tenía una HEMORRAGIA. Desperté a mi esposo y empecé a llorar del miedo. El mundo se me derrumbó. Sabía en mi alma que ya no había un bebe. Le preguntaba a Dios por qué nos hacía esto, si somos buenas personas. Este hecho nunca se lo contamos a nadie. Ustedes son las PRIMERAS. Hasta el sol de hoy siempre he pensado que fue un ABORTO y que era una niña. Pero solo DIOS sabe. Al mes siguiente tuve otro atraso. Pero esta vez ya no quería hacerme ninguna prueba. Para qué, igual me había pasado el mes anterior y no era nada. Él todavía no se había hecho sus exámenes. Así que fuimos al laboratorio. Ocurrió un problema y nos dijeron que volviéramos otro día. Apenas salí de allí, él me miró y me dijo: Estás EMBARAZADA. NOOO!!! No inventes,le dije. Insistió tanto que me convenció y me hice la PRUEBA DE SANGRE. Esperamos los resultados. Cuando la iba a abrir, él me la quitó y me dijo: Yo la abro y te cuento. La miró, respiró profundo y me dijo: POSITIVOOOOOO. Tú estás loco...en serio? POSITIVO,POSITIVO,POSITIVO. Vamos a tener un bebe. Me miro y me dijo: Antes de salir de casa le dije a DIOS que si estabas embarazada no permitiera que me hiciera los exámenes. Y mira lo que pasó en el laboratorio. Mi primer MILAGRO ya tiene 6 años. Es un PRÍNCIPE muy VALIENTE. Un niño muy especial y cariñoso. Es un galán en potencia que le dibuja cartas de amor a mamá y las escondé por toda la casa para que las encuentre y me ponga feliz. Ahora que miro hacia atrás me doy cuenta que #AlessandroFabián llegó en el MOMENTO INDICADO. NO cuando yo quería, sino cuando TENÍA QUE SER. .............. Cuando estaba embarazada de mi SEGUNDO BEBE; me encontré por casualidad a mi ex compañera de trabajo que me decía cosas horribles y humillantes todos los días. En su rostro se reflejó TRISTEZA cuando me vio con la panza. ¿Estás embarazada otra vez?, me preguntó. Pues mira que sí, al parecer ninguno de los dos éramos infértiles. ¿ Y qué es de tu vida?, le pregunté. "Bueno, me casé y llevamos 4 años TRATANDO DE TENER UN BEBÉ..."

¡Es un niño!

Estaba tan segura de que iba a tener niñas, que cuando me enteré de mi embarazo compré unas mediecitas color rosa. Por supuesto tenía mi lista de nombres, donde los ganadores eran Sophia y Luciana. Se imaginaran mi cara cuando el doctor nos dice: ¡Felicidades van a tener un varón! 👶Y tres años después: ¡Felicidades van a tener otro varón! 🙎👶Se me aguaron los ojos y tuve una sensación de nostalgia, anhelaba mi niña para jugar a las muñecas y peinarla. Tenía miedo, porque según yo, no sabía cómo criar a un niño, jamás había jugado a los carritos🚗, me llenaba de preguntas como: ¿Tendré que regañarlo más fuerte? ¿Y si es muy rebelde conmigo? Seguro voy a ser la peor madre del mundo, es que ni siquiera sé cómo se baña a un varoncito. ¿Y si cuando lo baño le hago daño? Y nació Alessandro, y de repente te das cuenta que amor es amor💖 y que en el camino todo se aprende. La que jamás había jugado con carritos, ahora juega a los superhéroes; y si estoy muy cansada, que usen mi espalda como pista de carreras. Con el tiempo entendí que Dios jamás se equivoca y lo mío era ser madre de varones; mis pobres niñas estuvieran con un nido en la cabeza (Ni yo me peino). Ellos son perfectos para mí, son mis príncipes, mis niños lindos, mis caballeritos. Eso de que los niños son de la madre, lo he comprobado; no hay amor más puro y sincero que yo tenga en la vida que el de mis pollitos🐣 Son mis compañeritos y ayudantes, algún serán más grandes que yo y lo único importante para mi es que sean felices. Aún sigo preguntándome si lo estoy haciendo bien. Un día le dije: “Niños cuando sean grandes y estén en la universidad, no van a poder decirles a sus amigos que extrañan la comida de su mamá. Su madre no 🙈heredó la sazón de su abuela.” Ale me mira y me dice: “No importa mamá, cuando yo sea grande yo le voy a decir a mis amigos que lo que más extraño de ti es que te tirabas al piso a jugar conmigo como si fueras una niña. Te quiero mucho mami.” P.D :Y es así como se enamora a una madre 😁

Mis días libres

Quiero aclarar que tampoco es que me pongo así Ok. Pero reconozco que disfruto a mares los fines de semana que tengo libres (cuando los niños se quedan con su padre). Pero todo ha sido un proceso. La primera vez fue HORRIBLE y me la pasé llorando. Yo sabía que iba a ser duro por eso me fui con mi hermana donde una amiga. Las pobres hicieron de todo para que la pasara bien y yo con mi cara de luto. No podía dejar de pensar en ellos, si estaban bien, si me extrañaban, si los estaban cuidando bien, estuve muy mal. Pero de a poquito he ido entendiendo que me MEREZCO esos fines de semana, para relajarme, descansar, salir a tomarme un café con una amiga, a comerme un helado con mi hermana, ir al cine a ver una película que no sea de Disney. Ya no me siento CULPABLE, lo disfruto y trato de no estar sola y siempre hago planes con mis amigas (planes de chicas buenas). Trato de ver el lado positivo a todo lo que está pasando, ahora tengo vida social, poquita, pero es algo. Y lo acepto, es como si hubiera estado encerrada por tanto tiempo en un castillo y por fin puedo tocar el césped con mis pies y ver el cielo…y soñar..y solo pienso en todas las maravillas que me faltan por vivir, en todas las personas que me faltan por conocer. En resumen me siento como si acabara de cumplir 18 y me dieron mi cédula (Pero me estoy portando bien, vuelvo a aclarar).